El amor, no se ve bien sino con el corazón de Antoine de Saint-Exupéry

Compartir:

Sin duda, alguien que pase por aquí creerá que mi rosa se parece a ustedes. Pero ella sola es más importante que todas ustedes, porque es la rosa a quien he regado y cuidado…
Ella es la rosa a quien escuché protestar, elogiarse e incluso, algunas veces, callarse. Ella es mi rosa.
El Principito